jueves, 2 de julio de 2009

Para que sirve la ley de radiodifusión

El traspié de Néstor Kirchner en la provincia de Buenos Aires puso un manto de dudas en el futuro de la ley de radiodifusión que se está discutiendo desde hace ya unos meses. Sin embargo, su vital importancia hace obligatorio a todos quienes buscamos limitar el poder de los monopolios, luchar por mantener vivo este proyecto. Por eso, aca un breve recordatorio para explicar en que consiste y para que sirve esta norma que regulará, si se aprueba, los medios audiovisuales.
Antes de las elecciones, fui a uno de los tantos debates que se armaron para discutir la ley. En esta oportunidad fue en la Federación Argentina de Municipios, en pleno centro porteño. Ahí charlé con el licenciado Nestor Piccone, secretario de Medios de la Nación, quien opinó que: ¨los medios de comunicación se han instalado en la vida de todos nosotros casi como si no nos hubieramos dado cuenta, creemos que naturalmente tienen que ser privados y que pueden decir lo que quieren....pero hay que tener en cuenta que recibimos educación por parte de los medios todo el tiempo, ya que muchos chicos pasan cuatro horas en el colegio y otras cuatro horas frente al televisor..¿Donde aprenden más? ¿Cómo se articula con lo que se enseña en la escuela? Para todo esto tiene que haber una legislación. Además todo la población tiene que poder acceder a los medios. No todos tiene cable y en muchos lados ni la radio pueden escuchar¨
Por su parte Osvaldo Nemirovsci, ex presidente de la Comisión de Comunicación de la Cámara de Diputados, dijo que: ¨el trámite en el Congreso debería ser rápido porque todos los sectores dijeron siempre que necesitamos una nueva ley, pero en lo real seguramente muchos se van a oponer. La ley permite la amplitud informativa,la diversidad de entretenimiento, de esparcimiento, limita la concentración de medios y defiende la producción nacional, son muchas cosas que esperábamos desde hace tiempo¨.
Por último cierro este post con una frase de Nemirovsci: ¨cuando no hay una ley impera la ley de la selva, cuando es así el pez más grande se come al más chico¨.