domingo, 15 de noviembre de 2009

Primer Encuentro Medios y Democracia

Mientras los popes de los diarios más importantes de América consumían saladitos y se aburrían en un hotel cinco estrellas de Buenos Aires, en la sede del sindicato de prensa Fatpren, se realizaba el primer encuentro de Medios y Democracia en América Latina, donde se notaba que no abundaba el dinero pero sobraba la voluntad y el entusiasmo.
Este encuentro se llevó a cabo justo al cumplirse un mes de la sanción de la ley de medios, por lo que en un ambiente de serena satisfacción, se comenzaron a vislumbrar que pasos deberíamos seguir los trabajadores de la comunicación para consolidar el triunfo obtenido en el Congreso.
Sabiendo que el uso del derecho de admisión me prohibiría el ingreso a la asamblea de la SIP, preferí irme a la sede de Fatpren, ahí nomás de San Juan y Entre Ríos, para contarles y compartir algo de lo que escuché.
Luego de la bienvenida brindada por Hugo Barcia, el primer orador fue Néstor Busso de FARCO, quien planteó lo que a su entender son los principales problemas de la comunicación en la Argentina. Primero planteó la necesidad de que el Estado garantice el derecho a la comunicación y ponga límites a quienes quieren acaparar el discurso público. Señaló que el problema de la concentración es muy fuerte en toda América latina, mencionando a empresas como Clarín y O Globo. En el caso argentino tenemos el problema de la concentración geográfica, ya que en el Interior de nuestro país, se repite lo que se produce en Buenos Aires y la producción provincial es escaza. La pauta publicitaria se concentrata también en los grupos multimedios, con el agregado que las empresas tecnólogicas a nivel mundial ahora se dedican a producir lo que después se difundirá por los soportes que ellos mismos fabrican.
A Néstor Busso le siguió en la palabra Luis Lázzaro del COMFER, quien dijo que la mejor respuesta al intento de la oposición de bloquear la ley de medios de la democracia, es poner en marcha lo antes posible los mecanismos previstos por la ley. Después Lázaro planteó un panorama histórico, donde demostró como el cambio en las tecnologías de la comunicación alteró el escenario entre las década del 80 y el 90. Estos cambios tuvieron su traducción a nuestro país con el tratado firmado por Menem con Estados Unidos en 1994, lo que permitió el desembarco de empresas extranjeras que a los efectos de sus inversiones eran consideradas como argentinas.
Por último, la diputada Silvia Vázquez dijo que la nueva ley de medios fue el paso inicial que los oligopolios no esperaban, pero planteó que de ahora en más ya no será tan fácil encontrarlos con la guardia baja. Acusó a la SIP de buscar generar opinión pública internacional contra la Argentina. Y dijo que ellos mismos son los que quieren imponer un mensaje de violencia ya que son intolerantes por no aceptar la diferencias. Luego de esta exposición tuve que dejar el lugar, pero me fui pensando que la batalla por que se cumpla la ley de medios va a ser más difícil que su sanción.