martes, 7 de abril de 2009

La Apostasía: una buena oportunidad para abandonar la Iglesia católica

Según las encuestas, en la Argentina casi todos creen en Dios, pero pocos practican los preceptos de la religión mayoritaria: la católica, apostólica y romana. Pese a esto, la Iglesia se arroga la representación de todos los que se definen como católicos aunque jamás presencien una misa. Es así que es una de las instituciones que más presión ejercen sobre los gobiernos.
Pero para los que nunca aceptamos estas imposiciones se abre ahora una posiblidad de abandonar la Iglesia y quitarle parte de su representación: mediante la apostasía se puede pedir que quienes fuimos bautizados contra nuestra voluntad, dejemos de figurar en los registros episcopales. Además ya no se trata de acciones individuales. Recientemente una agrupación llamada ARGATEA, encabezó una campaña de apostasía colectiva bajo el título ¨No en mi nombre¨, que tuvo poca repercusión en los medios pero que logró que miles de personas reclamaran ser borradas de las listas baustimales. Andrés Miñones, integrante de ARGATEA, contó en el programa Los Sospechosos del Barrio que se emite en la radio online www.elhuairamuyo.com.ar, que si bien es verdad que los mismos católicos casi siempre pasan por alto los mandatos de las autoridades religiosas, sería bueno un blanqueo de los registros, para que la Iglesia católica no asuma una representación que no tiene. Si bien el trámite es engorroso vale la pena intentarlo.