martes, 14 de abril de 2009

Arrufat: el sueño de la fábrica de chocolate

El fenómeno más importante, en opinión de quien suscribe, y también el más perdurable que arrojó la crisis del 2001, es el nacimiento de las empresas recuperadas, firmas que ante el abandono de sus dueños, fueron recuperadas por los trabajadores que las pusieron nuevamente en marcha, retomando la producción y conservando las fuentes de trabajo.
Una de las más recientes tomas se registró en enero de este año, más precisamente el 5 de enero. Fue en la fábrica de chocolate Arrufat, cuya dueña y heredera del apellido, debía 9 meses de salarios y los consiguientes aportes patronales. Aún así los trabajadores siguieron produciendo, hasta que llegó el día que Diana Arrufat, puso un cartel en la puerta anunciando que el trabajo se interrumpía hasta nuevo aviso.
Los obreros no dudaron y tomaron la fábrica. Muchos tienen más de 20 años de trabajo y no aceptaron bajo ningún punto de vista perder la fuente de sustento de sus familias. La dueña, sin ponerse colorada, los denunció por usurpación. Ante esta situación los obreros buscaron la ayuda de quienes algo sabían del tema: las otras empresas recuperadas. Es así que gente del BAUEN , Filobatex y otros corrieron en su ayuda.
Pero para hacer esta lucha viable había que retomar la producción, más cuando se venía encima la fecha de pascuas, justo la época de mayor trabajo para el rubro. No tenían luz, por lo que era imposible producir nada. Pero una vez más, la generosidad de una vecina les tiró un alargue, y ahí sí, los trabajadores pusieron manos a las obras.
El delegado Adrian Serrano les contó a Los Sospechosos del Barrio, que se emite en la radio online www.elhuairamuyo.com.ar, que lograron colocar toda la mercadería sin sufrir discriminaciones de ningún tipo. Ahora les resta esperar la resolución judicial que se vislumbra complicada. Pero los trabajadores saben que cuentan con un capital invalorable: su decisión de no rendirse.